Radiología Convencional

Es la prueba diagnóstica que se utiliza de forma más habitual. La radiografía utiliza los rayos X –un tipo de radiación ionizante de alta energía– que pueden traspasar el cuerpo y obtener imágenes. En el campo de la medicina se usa para generar imágenes de los tejidos y otras estructuras internas del cuerpo.