Bronquiolitis y bronquitis en niños


Actualmente, como es habitual para estas fechas, están las consultas pediátricas repletas de niños pequeños con tos y problemas de dificultad respiratoria, se tratan en la mayoría de los casos de bronquiolitis propias de los lactantes y bronquitis en los que ya habían presentado bronquiolitis anteriormente.

La bronquiolitis es una infección del aparato respiratorio del niño, por lo general menor de dos años, causada por varias clases de virus, principalmente el virus respiratorio sincitial (VRS). Las epidemias suelen presentarse en los meses fríos, desde noviembre a marzo, con picos mas intensos cada dos años.

La infección afecta a los bronquios mas finos, de ahí sus síntomas. Al inicio es un catarro de vías altas, con rinitis, mucosidad y algo de tos, en ocasiones con fiebre. En niños mayores y adultos suele manifestarse únicamente de esta forma, pero en los mas pequeños, algunos a los dos o tres días empeoran, aumenta la tos, respiran de forma rápida, con dificultad (marcándose las costillas, y el abdomen sube y baja de forma exagerada con la respiración), de forma ruidosa, con pitos y burbujeo debido a la obstrucción de los bronquios por la inflamación y el moco. El proceso suele durar alrededor de una semana, aunque la tos se puede prolongar hasta tres semanas. En los casos más graves o con predisposición genética es frecuente que con cada resfriado se presenten síntomas similares durante los siguientes meses o primeros años. Algunos tienen mayor riesgo de presentar asma en edades posteriores.

Como factores de riesgo de evolución de la infección a bronquiolitis se han señalado la ausencia de lactancia materna, la prematuridad, la exposición al humo de tabaco y la asistencia a guardería.

Por lo general el curso es benigno y solo se requieren medidas generales de soporte ( antitérmicos si hay fiebre alta, administrar líquidos, tomas de alimento mas frecuentes y en pequeñas cantidades para evitar que el niño se fatigue, lavados nasales y mantenerlo en posición algo incorporada para facilitar la respiración).

El pediatra puede ensayar el uso de broncodilatadores (salbutamol) no siempre efectivos. Actualmente no existe ningún medicamento que facilite la curación y la infección sigue su curso natural. Los antibióticos no son útiles a no ser que que aparezca sobreinfección bacteriana. Cuando la gravedad es mayor se precisa hospitalización.

Como medidas de prevención se ha de evitar la guardería en menores de tres meses o si han sido prematuros, evitar el contacto con otros niños que acudan a guarderías y si hay hermanos pequeños, lavado de manos al llegar a casa e impedir si están resfriados que tosan en la proximidad del bebe, evitar contactos con adultos resfriados y si estos son los padres, lavado de manos y uso de mascarillas. Asimismo, evitar aglomeraciones de gente y ambientes con humo de tabaco. Objetos como juguetes, que hayan tenido contacto con niños acatarrados también pueden ser fuente de contagio.

Dr. Ernesto Sánchez Sánchez

Reduce el tiempo de recuperación con la Diatermia


A menudo los deportistas amateurs sufren lesiones musculares y dolor que les impiden la práctica deportiva a cualquier nivel.

La diatermia es una técnica de radiofrecuencia segura y no invasiva mediante un sistema dispositivo de ondas electromagnéticas

Sus efectos principales son:

  • Generar aumento de la temperatura en los tejidos
  • Acelerar el metabolismo celular
  • Estimular la circulación sanguínea

Todo esto hace que su principal objetivo es la inmediata reducción de la inflamación y el dolor provocando un efecto relajante en las contracturas musculares y una acción antiinflamatoria en cualquier proceso doloroso, permitiendo a los fisioterapeutas una disminución considerable de los períodos de recuperación tanto en patologías deportivas como procesos degenerativos …

CONSEJOS PARA COMPENSAR LOS EXCESOS DE NAVIDAD

Se acerca la navidad y con él los excesos.

Las estadísticas señalan que las personas terminan la navidad con 3 o 5 kilos de más.

Hay que ser conscientes, y saber que los excesos no son malos, ya que muchas veces son inevitables, pero pueden ser relevantes en nuestro estado de salud. Disfruta con moderación y en la compensación está la clave.

Pautas para compensar los excesos de navidad.

1. En Navidad, también realizar 5 ingestas al día. (Desayuno, media mañana, comida, merienda y cena). Para evitar dejar pasar mucho tiempo entre ingestas, esto hará disminuir la ansiedad y evita picar entre horas.

2. Bajar las calorías de la dieta pero asegurando un porcentaje adecuado de nutrientes.

3. Disminuir la grasa de la dieta, utilizando métodos de cocciones como: plancha, vapor, horno, evitando fritos y salsas.

4. Elegir verduras con propiedades depurativas: puerros, espárragos. Berenjena. Es aconsejable tomarlas con sopa o caldos, ya que incrementa la cantidad de líquido.

5. Asegurar un mínimo de 4 tomas de fruta al día.

6. Beber abundante líquido, preferiblemente agua.

7. Beber 2 vasos de agua antes de las ingestas, conseguirá saciarnos, así reduciremos la ingesta en esta toma.

8. Empezar a retomar la actividad física con moderación, para favorecer la eliminación de grasa.

Recuerda comer en los días especiales, pero no nos dejamos llevar por el placer de comer sin control más allá de los festivos.

Artículo de la Sra. Anna Juan del Servicio de Dietética y Nutrición de TREDIC

Dolor en el talón, ¿Espolón calcáneo o fascitis plantar?


La talalgia o dolor en el talón es la lesión más frecuente en el pie. Según su origen, las podemos clasificar en diferentes grupos:

  • Neurológicas: principalmente ocasionadas por una lesión o un atrapamiento nervioso que se ve reflejado en el pie, aunque la lesión puede encontrarse en el propio pie o en niveles superiores (columna vertebral, por ejemplo).

  • Metabólicas: ocasionadas por enfermedades reumáticas, gota, diabetes o hipotiroidismo entre otros.
  • Mecánicas: ocasionados por un exceso de peso, tener un pie excesivamente plano o muy vacío, sobreuso en la práctica deportiva o en la actividad laboral.

La fascia plantar es una fina banda de tejido aponeurótico que discurre por la planta del pie y abarca desde el talón hasta las cabezas de los metatarsianos. Se trata de un tejido elástico, principalmente compuesto por colágeno entre otras sustancias.

La fascia plantar, tiene una función muy importante a nivel biomecánico, siendo la responsable de proteger los metatarsianos, mantener el arco plantar y actuar como amortiguador al caminar para ahorrar energía. Debido al exceso de peso, pasar muchas horas de pie, o en un error mecánica como puede ser la hiperpronación, la fascia plantar puede inflamar- y degenerar, dando lugar a la aparición de una fascitis plantar.

Diagnóstico diferencial:

Muchas veces, confundimos el espolón calcáneo con la fascitis plantar. Cuando se realizó una radiografía observamos que aparece una pequeña osificación al tubérculo postero-interno del calcáneo podremos decir que hay un espolón calcáneo, pero la fascitis plantar no aparece en rx tenemos que hacer una ecografía para ver una inflamación de la fascia plantar, algún rotura o cambios en el patrón de la misma, entonces hablaremos de fascitis plantar. La radiología simple no es de ninguna utilidad en el diagnóstico de la fascitis plantar, siendo necesario recurrir a la ecografía o la resonancia magnética (RM) para un correcto diagnóstico de nuestros pacientes. Aunque la mayoría de las veces podemos llegar a un diagnóstico acertado a través de la anamnesis y una buena exploración clínica, es de vital importancia recurrir a alguna de estas pruebas diagnósticas para poder administrar el tratamiento más adecuado.

Tratamiento podológico:

El primer paso para poder plantear una solución al dolor de talón sería visitar a su podólogo que le haga una exploración biomecánica con un estudio de la pisada (análisis biomecánico) y le diagnostique adecuadamente. Una vez diagnosticado podremos plantearle el mejor tratamiento para la fascitis plantar en base a las necesidades de su caso concreto. Normalmente se propone tratamiento mediante soportes plantares (plantillas personalizadas) y tratamiento de fisioterapia. Las plantillas a medida intentarán compensar el defecto biomecánico estar produciendo la lesión, y el trabajo con su fisioterapeuta le ayudará a mejorar la elasticidad de la musculatura adyacente, relajará los tejidos.

Si el primer escalón no ha sido efectivo o el paciente quiere acelerar el período de recuperación, podemos recurrir a las infiltraciones Eco guiadas. En la infiltración por la fascitis plantar se suelen utilizar antiinflamatorios y corticoides, colágeno y factores de crecimiento (plasma rico en plaquetas (PRP)) bajo control ecográfico para obtener resultados más satisfactorios.

Nos los peores de los casos y en muy pocas ocasiones hay que hacer una pequeña intervención quirúrgica.

Si tienes dolor en los talones no dude en concertar una cita con podología.

Artículo del Sr. Marc García del Servicio de Podología de TREDIC